Martes, 18 de septiembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio
15 de marzo
10:01 2018
Compartir

Protocolo de cesión de datos: la mediación exige autorización expresa y por escrito del corredor

Se van conociendo los primeros datos sobre qué incluye el 'Protocolo sobre el tratamiento y gestión de los datos' que las 4 principales asociaciones de la mediación han enviado a las compañías de seguros y que en Carta del Seguro ya avanzamos la semana pasada.

Principios irrenunciables

El protocolo busca crear un marco de confianza y unas reglas de juego claras entre ambas partes. Las mismas se basan en "dos principios irrenunciables": que la aseguradora tenga toda la información que necesite para cumplir sus obligaciones, pero que reconozca que el cliente ha sido aportado por los corredores. Por esta razón, la compañía "no se dirigirá al cliente sin el previo conocimiento y la autorización expresa y escrita del corredor".

Como excepción a estos dos puntos quedarían las comunicaciones que haga la aseguradora por imperativo legal, aunque en cualquier caso el corredor deberá estar siempre informado.

Las asociaciones apuntan que este marco de confianza redundará en una mayor eficiencia, aunque abre la puerta a otros acuerdos "que en beneficio del cliente satisfagan a todas las partes".

La intención con este envío es conseguir un apoyo sectorial por parte de las compañías de seguros y que la relación con la mediación gane en transparencia y confianza, "manteniendo siempre la referencia del corredor ante su cliente". La mediación reconoce que este marco no condiciona la absoluta libertad del corredor a la hora de establecer la relación que crea conveniente con su cliente y la compañía.

El texto, que no tendrá carácter vinculante como sí lo tiene el posicionamiento del cambio de posición mediadora, quiere servir "como marco de reflexión y trabajo en este importante ámbito", contaba a Grupo Aseguranza la presidenta del Consejo General, Elena Jiménez de Andrade.

Con este documento se quiere solucionar, de manera consensuada, el "difícil equilibrio" entre que la aseguradora tenga toda la información que necesite para cumplir con su cometido en la relación contractual con el cliente, especialmente en caso de siniestro, y que la cesión de los datos "no represente una merma en los derechos y deberes que los corredores tienen con su cliente", explican en un comunicado las 4 asociaciones.