Grupo Aseguranza

inicio
20 de diciembre
10:59 2018
Compartir

Mañero: "Tenemos un Consejo sin patrimonio, sin capital humano y con escasa caja"

Blanco sobre negro. José Luis Mañero, presidente del Colegio de Mediadores de Zaragoza y ex candidato a la presidencia del Consejo General, expone de una forma nítida en Carta del Mediador sus puntos de vista acerca de la situación de este organismo una vez que la Permanente al completo ha presentado su dimisión. En la agenda, la venta del patrimonio, el despido del personal y la situación del Cecas: "Estamos sin patrimonio y sin capital humano", dice. Confía en Elena Jiménez de Andrade para pilotar los años que quedan puesto que es "capaz de unir al Pleno con una voz única". El problema, a su juicio, estaba en el equipo, que la mantenía en segundo plano y prácticamente secuestrada. A nivel personal asegura que su tiempo ha pasado y que ni estará en la Permanente, ni se volverá a presentar a las elecciones.

 

La última realidad del Consejo General ha sido la dimisión de todos los miembros de la Comisión Permanente. ¿Cuál ha sido la causa de este desenlace desde tu visión?

No he estado ahí dentro para saber a ciencia cierta lo que ha pasado, pero según explicó la presidenta en el

Considero que mi tiempo ya pasó y

ahora toca a otros defender los

intereses de nuestro colectivo.

No me voy a presentar a las elecciones

ni estaré en la Permanente

pasado Pleno, se quebró la confianza entre ellos; así que imagino que habrá habido un poco de todo. Lo curioso es que tan solo ha pasado año y medio de mandato efectivo cuando esto ha estallado.

¿Todo esto es consecuencia de una acumulación de errores? ¿La reiterada negativa del Pleno a atender otras propuestas ha derivado también en esta situación?

Imagino que la disparidad de opiniones, la inexperiencia y la falta de altitud de miras han lastrado los movimientos de una Permanente débil y paralizada. En ella, según las explicaciones de la presidenta, daba la sensación de sentirse secuestrada y en segundo plano respecto a algún otro miembro de la permanente.

Sin patrimonio, ni capital humano

¿Crees que todo esto, incluida la situación en la que se encuentra el Consejo General, se podría haber evitado?

No lo creo, estoy convencido. Pero no quisieron escuchar en su día la alternativa que pasaba por la no venta de la sede del Consejo, pasaba también por algún despido ordenado y consensuado, por potenciar Cecas, especialmente con los corporativos, y por el equilibrio contable, en lugar de vender la sede, despedir a un número elevado de miembros que se habían dejado el pellejo por el Consejo y que venían demostrando su valía y entrega. Ahora nos encontramos sin patrimonio, sin capital humano, con un Cecas devaluado y con escasa caja.

¿Cuál es la situación económica del Consejo General en estos momentos, porque se supone que la venta iba a mejorar la situación?

Pues lamentablemente después de plusvalías, impuestos, indemnizaciones y otros pagos… con Cecas a la baja. Nos lo tendrán que explicar.

¿Qué puede ocurrir a partir de ahora con un Consejo sin sede y sin personal?

Se puede reconducir. Todas las organizaciones pasan sus crisis en algún momento. Es cuestión de conocer cuál es la situación real y marcar una hoja de ruta que nos indique el camino a seguir.

El Consejo es una corporación que representa a toda la mediación, colegiados o no, y ante la Administración somos el interlocutor válido. Los problemas internos hay que solucionarlos cuanto antes, dejar la casa arreglada y volver al lugar que el Consejo merece tener dentro del sector asegurador, con notoriedad representativa y con una voz que marque criterio y decisión en sus movimientos.

Hay proyectos estratégicos que debe liderar, pero para ello se necesita contar con los mejores.

Pocas decisiones pero nefastas

¿Consideras que la última presidenta es la persona idónea para llevar a cabo el cambio que reclamas?

Estoy convencido de que el Consejo General necesita unión entre sus miembros para abordar proyectos de calado y de futuro. Debe de olvidarse ya mismo del pasado y mirar hacia delante; se han tomado estos dos años pocas decisiones pero nefastas.

Las decisiones de la presidenta, Elena Jiménez de Andrade, han contado poco o nada y ha visto que eso no

Los problemas internos

hay que solucionarlos cuanto antes,

dejar la casa arreglada y

volver al lugar que el Consejo merece,

con notoriedad y con una voz que marque criterio

cambia. Ante esto es cuando ha manifestado esta situación al Pleno y éste ha reaccionado inmediatamente apoyando su petición. Sinceramente, siendo así, veo el inconveniente en el equipo y veo a la presidenta en este momento capaz de unir al Pleno con una única voz y con un proyecto que conocemos poco, el PEM II (Plan Estratégico de la Mediación II) que parece tiene plena confianza en el éxito de su desarrollo.

Si Elena Jiménez de Andrade se presenta a las elecciones, como así parece que va a ser, ¿estarías dispuesto a formar parte de su equipo?

Lo manifesté en el pasado Pleno de presidentes y lo repito ahora para disipar cualquier mala interpretación: No voy a formar parte de la próxima Permanente que surja, la encabece Elena o cualquier otro candidato.

¿Te vas a presentar a las elecciones a la presidencia del Consejo en algún momento?

También lo quiero aclarar porque estoy recibiendo llamadas preguntando esto mismo. No me voy a presentar a las elecciones a la presidencia del Consejo. Considero que mi tiempo ya pasó y ahora toca a otros defender los intereses de nuestro colectivo.

Cecas: el gran olvidado

¿Por qué no se ha hablado mucho del Cecas aunque es conocido que ha sido desmantelado casi por completo?

Pues me tocas la fibra con esta pregunta. Estuve 8 años al frente del mismo y trabajé duro con profesionales que también lo hicieron, que me aportaron mucho conocimiento dentro de Cecas. Ha sido referente formativo

Ahora nos encontramos sin patrimonio,

sin capital humano,

con un Cecas devaluado

y con escasa caja

en España durante muchísimos años y, probablemente, no se hable de él porque ha sido increíblemente el gran olvidado.

Se ha despedido a los auténticos valedores de Cecas, se ha dejado de divulgar el criterio formativo y la facturación ha descendido de forma preocupante.

¿Tiene futuro o la situación ya no tiene remedio?

Vuelvo a lo mismo que ocurre con el Consejo, por supuesto que tiene remedio. Se trata de volver a reflotar, comenzar la actividad creativa de nuevos cursos que interesen al sector y contactar con las aseguradoras para confeccionar formación a su medida y a costes competitivos para volver al camino que nunca se debió dejar.

Es necesario volver a rehabilitar las plataformas del Centro de Estudios para formar a mediadores y también la plataforma de la Escuela de Negocios para preparar al personal de las aseguradoras. Ahora más que nunca la nueva Ley de Distribución exige más formación. Aprovechémoslo.

De igual forma hay que volver a revitalizar e ilusionar a los colegios para que consuman formación de nivel para sus colegiados.

Lo importante para desarrollar este y otros proyectos es contar con un verdadero equipo de profesionales que estén dirigidos adecuadamente.

¿Cuál será tu papel después de las elecciones?

Estaré a disposición de la nueva Permanente para trabajar y asesorar en lo que se me pida como un presidente más del Pleno, con toda la humildad y sin aspirar a ningún cargo. Trataré siempre de sumar fuerzas y obtener una voz única que nos represente dignamente donde proceda, y si lo que veo no me gusta lo manifestaré como siempre he venido haciendo y acataré lo que las mayorías decidan como no puede ser de otra forma dentro del Pleno del Consejo General.

Espero que la situación vivida en este último año y medio no vuelva a darse jamás y la normalidad sea la constante del Consejo a lo largo de su historia. Estoy convencido de que los presidentes del Pleno también quieren lo mejor para la institución.

  Votar:  
Resultado:   14 votos