Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

08 de octubre
08:43 2018
Compartir

Unespa no descarta que simplificar el lenguaje llegue a los contratos sin cambiar la ley

Unespa está decidida a simplificar el lenguaje del seguro para que todo usuario lo entienda de manera adecuada. Es consciente que tiene una barrera: la propia Ley de Contrato de Seguro de 1980, pero en su objetivo no puede esperar "a una modificación para avanzar en la simplificación", según destacó la secretaria general de la organización, Mirenchu del Valle, el pasado viernes durante la presentación del nuevo site Tus Coberturas donde se explican las principales de los ramos masa.

Indicó que la asociación aprovechó la puesta en marcha del documento precontractual que estipula la IDD para acometer la simplificación de términos. Muchos de ellos, aseguró la secretaria general "no vienen en la ley de contrato, sino que los hemos ido acuñando en la jerga aseguradora y que podemos simplificar si tenemos un compromiso para ello".

Dio un paso más y señaló que empezando por esa nota informativa "y siguiendo, si las compañías así lo deciden, por otra documentación contractual porque este elemento también se contiene en nuestra guía", en referencia a la Guía de buenas prácticas en el uso terminológico. Posteriormente, en conversación con Aseguranza, especificó que se refería al propio contrato de seguro siempre que se expliquen los términos de manera adecuada. La idea sería introducir en el propio contrato un lenguaje más accesible y hacer 'llamadas' en el propio contrato donde se especifique que ese lenguaje más claro atiende a un determinado concepto técnico del seguro. Un ejemplo sería poner en el documento "el que contrata el seguro" y especificar más abajo que se refiere al tomador.

Con este paso se rompería la dualidad que hace unas semanas el despacho de abogados Blanco y Asociados señalaba al considerar que no se cumple el objetivo de simplificar el lenguaje puesto que en el documento precontractual aparecen unos términos y en el contrato continúan los tecnicismos.

Camino difícil

Del Valle afirma que el "camino es largo y difícil, pero pensamos que no podemos esperarnos a tener una Ley de Contrato de Seguro con términos más sencillos para intentar ofrecer a nuestro cliente de una forma más clara una explicación de lo que puede esperar de su contrato".

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, afirma que la tendencia hacia el lenguaje accesible para todo el mundo es "cada vez más recomendada por todas las instituciones" y una prueba de ello será la futura Ley de Distribución, ya en vigor en España a través de la directiva que entró en vigor el pasado 1 de octubre.

Quitó hierro a posibles conflictos en tribunales puesto que esta simplificación es para los riesgos masa y no para grandes riesgos donde asegurado y asegurador "van a tener mucho interés en que se recoja lo que exactamente ellos están negociando". Por lo tanto, "trasladar esta iniciativa de simplificación del lenguaje a la complejidad de un gran riesgo no tiene mucho sentido".

No se esperan cambios

González de Frutos dejó claro que el objetivo de Unespa se alinea con los propósitos de las instituciones internacionales en materia de regulación aseguradora y con los del propio regulador español, "a quien ya nos gustaría que cuando se modifique la ley pudiera hacer ese ejercicio de simplificación por el que estamos apelando".

No obstante, no confía que este cambio se produzca en un corto tiempo por la situación política en la que nos encontramos y porque un Gobierno con 84 escaños no se encuentra en las mejores condiciones "para abordar un cambio en una ley tan trascendental" y "estime que entra dentro de sus objetivos".

  Votar:  
Resultado:   1 voto