Domingo, 16 de diciembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

08 de febrero
09:01 2013
Compartir

Mapfre quiere acuerdos en bancaseguros distintos de joint ventures al 50%

Los acuerdos de bancaseguros que triunfaron antes de la crisis, en los que banco y aseguradora controlaban al 50% el negocio asegurador, parece que ya no sirven en los momentos actuales. Por lo menos, eso es lo que piensa Antonio Huertas, presidente de Mapfre, quien declaró que en la reestructuración de su acuerdo con Bankia buscarán convenios de comercialización distintos a los acuerdos al 50%, de lo que se desprende que Mapfre no quiere comprar a Bankia el 50% de Aseval que ésta acaba de adquirir a Aviva por 608 millones de euros.

Huertas fue muy crítico con las expectativas que se plantearon cuando se firmaron las joint ventures y con los precios que se pagaron: “Si se hubieran cumplido todos los planes de negocio que se hicieron entonces, el Seguro español debería tener ahora un tamaño entre 4 o 5 veces superior al que tiene actualmente; además ocasionaron una inflación de precios en los acuerdos”.

Añadió que “Mapfre quiere hoy ser líder en bancaseguros, pero es un negocio donde dependes de tu socio financiero. Ahora el panorama debe serenarse y ver cómo acaba la reestructuración bancaria. En función de cómo quede, jugaremos nuestro papel”.

En cualquier caso, descartó que Mapfre vaya a emprender ninguna otra operación de bancaseguros, más allá de las que actualmente tiene firmadas con Bankia, CCM (ahora Liberbank); Caja Duero (ahora en CEISS), Catalunya Caixa (en proceso de venta por el FROB); Bankinter (en Vida y en Seguros Generales); en el caso del acuerdo en No Vida con Bankinter, Mapfre tiene un 51% del capital.

Ruptura de acuerdos

La dirección que apunta Mapfre no es única en el sector y en los últimos meses hemos visto la ruptura de varias joint ventures al 50%. Así Unimm, adquirida por el BBVA, ha comprado el 50% de sus acuerdos en Vida y No Vida que tenía con Aegon y Reale, respectivamente. Aegon también vendió a CaixaBank su 50% en las aseguradoras de Vida de la Banca Cívica. La caja catalana se ha hecho también con los 50% Cajasol Vida y Pensiones, Caja Canarias Aseguradora de Vida y Pensiones, y Cajasol Seguros Generales, que estaban en manos de Caser.

Por su parte, Aviva, tras desprenderse de Aseval, reclama 300 millones a NCG Banco por el acuerdo firmado con Caixa Galicia; y mantiene sus acuerdos al 50% con Unicaja, Caja España (ahora en CEISS), Caja Granada y Caja Murcia, estas dos últimas integradas en BMN.

Pero no todo son desinversiones, Aegon compró en diciembre de 2012 los seguros de Vida Riesgo y Hogar en España del Santander, en una joint venture en la que la aseguradora tendrá el 51%.

Lo que está claro es un nuevo panorama se atisba en la bancaseguros, donde quizá el modelo antes de la crisis que parecía “perdedor” (el de acuerdos de comercialización sin exclusividad que practicaba Caser) podría ser el dominante en la época post-crisis.

  Votar:  
Resultado:   1 voto